Un alimento con tantas bondades como el queso requiere de un almacenamiento cuidadoso el cual le ayude a mantener su sabor y apariencia original.

Almacene en el refrigerador a una temperatura entre 4-8 grados centígrados. Luego de servir envuelva el sobrante en una pélicula plastica, papel aluminio ó papel encerado para evitar la exposición del queso al aire en la refrigeradora.


 


Historia | Tipos de Quesos | Diccionario | Manejo y Conservación